Octubre 24

Quedeshím qudeshóth – Gonzalo Rojas

el poema de la semana

Mala suerte acostarse con fenicias, yo me acosté
con una en Cádiz bellísima
y no supe de mi horóscopo hasta
mucho después cuando el Mediterráneo me empezó a exigir
más y más oleaje; remando
hacia atrás llegué casi exhausto a la
duodécima centuria: todo era blanco, las aves,
el océano, el amanecer era blanco.

Pertenezco al Templo, me dijo: soy Templo. No hay
pura, pensé, que no diga palabras
del tamaño de esa complacencia. 50 dólares
por ir al otro Mundo, le contesté riendo; o nada.
50, o nada. Lloró
convulsa contra el espejo, pintó
encima con rouge y lágrimas un pez: —Pez,
acuérdate del pez.

Dijo alumbrándome con sus grandes ojos líquidos de
turquesa, y ahí mismo empezó a bailar en la alfombra el
rito completo: primero puso en el aire un disco de Babilonia y
le dio cuerda al catre, apagó las velas: el catre
sin duda era un gramófono milenario
por el esplendor de la música; palomas, de
repente aparecieron palomas.

Todo eso por cierto en la desnudez más desnuda con
su pelo rojizo y esos zapatos verdes, altos, que la
esculpían marmórea y sacra como
cuando la rifaron en Tiro entre las otras lobas
del puerto, o en Cartago
donde fue bailarina con derecho a sábana a los
quince; todo eso.

Pero ahora, ay, hablando en prosa se
entenderá que tanto
espectáculo angélico hizo de golpe crisis en mi
espinazo, y lascivo y
seminal la violé en su éxtasis como
si eso no fuera un templo sino un prostíbulo, la
besé áspero, la
lastimé y ella igual me
besó en un exceso de pétalos, nos
manchamos gozosos, ardimos a grandes llamaradas
Cádiz adentro en la noche ronca en un
aceite de hombre y mujer que no está escrito
en alfabeto púnico alguno, si la imaginación de la
imaginación me alcanza.

Quedeshím qudeshóth, personaja, teóloga
loca, bronce, aullido
de bronce, ni Agustín
de Hipona que también fue liviano y
pecador en África hubiera
hurtado por una noche el cuerpo a la
diáfana fenicia.
—Yo
pecador me confieso a Dios.

Octubre 19

Rick Riordan: el profesor que revivió la mitología

el autor de la semana

Este famoso autor estadounidense nació  en Texas en 1964. Estudio Inglés e Historia y ejerció como profesor algunos años antes de hacerse conocido con el éxito de  Percy Jackson y los dioses del Olimpo. La serie empezó siendo un cuento para leer a su hijo antes de acostarlo, y está basada en sus experiencias como profesor de mitología de niños con dificultades de aprendizaje. Percy es un joven que un día descubre que es hijo de un dios Griego y tiene una importantísima misión que cumplir. Esta saga incluye 5 libros, a los que lo siguen la secuela Los héroes del Olimpo, con 5 libros más.rick_riordan_c_michael_frost Continue reading

Octubre 14

Seis letras de canciones de Bob Dylan que muestran la poesía por la que ganó el Nobel de Literatura 2016

_91913428_hi035840067

Bob Dylan, el rebelde, el poeta, el que dijo metafóricamente lo que nadie en medio de la brutal tensión de la Guerra Fría se atrevía a decir.

Bob Dylan, el mayor -y para algunos, como la revista especializada Rolling Stone, el mejor- representante de la canción de protesta de todos los tiempos y hoy nuevo Premio Nobel de Literatura.

¿Cuál es la genialidad de Bob Dylan que lo hizo convertirse en el primer músico en adjudicarse un Nobel de Literatura?

BBC Mundo seleccionó seis de sus letras más icónicas para entender su arte.

1. Masters of War (Los maestros de la guerra) 1963

You that build the big guns

You that build the death planes

You that build all the bombs

You that hide behind walls

You that hide behind desks

I just want you to know

I can see through your masks

“Ustedes, que fabrican las grandes armas

Ustedes, que construyen los aviones de la muerte

Ustedes, que construyen todas las bombas

Ustedes, que se esconden tras los muros

Ustedes, que se esconden detrás de escritorios

Sólo quiero que sepan

Que puedo verlos a través de sus máscaras”. Continue reading

Octubre 12

La Reina Roja – Por Florencia Salah

lareinaroja

 

La Reina Roja, de Victoria Aveyard

Ambientado en el reino imaginario de Norta, Mare Barrow se encuentra en la encrucijada entre dos mundos. El color de su sangre es rojo, al igual que la de su familia y los súbditos del cruel Rey Tiberias VI. Sin embargo, dentro de sus venas corre algo electrizante que va más allá de su sangre, algo que la unirá a la peligrosa realidad de los Plateados, humanos con poderes igualmente maravillosos como temibles.

La crueldad, la traición y las mentiras que se esconden en las sombras de la fría belleza de los Plateados comienzan a ver la luz. Mare se ve atrapada en una persecución interminable, sabe que cualquiera podría apuñalarla por la espalda y dejar ver quién es en realidad. ¿Hasta qué punto arriesgarán los reyes para mantenerla como alguien que no es? El poder es peligroso, pero es imposible que te quemes si manejas la llama.  Continue reading